Bienvenido al Website del Aula Museo Paco Díez
| Romanceando |
 
     |    Español    |    English    |    Français    |    Portuguêse
 
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
 
 
   
   
   
 
 
   
   
   
 
 

       ROMANCEANDO: PARA RECORDAR

 

Contar y Cantar Romances

Muchos de los que nacimos tanto en el medio rural como en el urbano a partir de los años cincuenta aprendimos las primeras canciones de nuestras madres y abuelas mientras cantaban con la mayor naturalidad haciendo las labores de casa, no sabiendo en aquellos años que estábamos aprendiendo Romances que habían sido transmitidos a lo largo de siglos de boca en boca y de generación en generación, constituyendo el fruto y la garantía de nuestra Memoria Colectiva.

 
 

Con la misma naturalidad y sencillez los aprendíamos e interiorizábamos a fuerza de escucharlos con melodías atractivas y pegadizas al oído, comprobada su funcionalidad a lo largo de los siglos y a través de muchas generaciones que los iban recreando para que todos, niños y mayores nos quedáramos con la copla.

Es evidente que los tiempos han cambiado y mucho, pero aún no es necesario readaptar el sistema del natural aprendizaje del Romancero, si los seguimos cantando y refrescando de vez en cuando en casa o en el coche como quien no quiere la cosa, seguros de que los niños a pesar de la TV, los ordenadores y otros limitadores de creatividad también se quedarán con la copla.

Estos pocos Romances contados y cantados al estilo de los mendicantes y ciegos de antaño serán una excelente ocasión para que los mayores recuerden éstas y otras viejas historias que oyeron en su infancia y para que los más jóvenes comiencen a apreciarlos y a aprenderlos por tratarse de un aspecto fundamental de sus Raíces al disponer de una enorme carga Cultural.

 

 


el ciego y el lazarillo

  ficha técina =>  

 

       ROMANCEANDO: PARA APRENDER

 

Contar y Cantar Romances

A lo largo de los siglos, todos los niños han avivado el fuego de su imaginación oyendo a sus mayores contar leyendas y cantar Romances gracias al milagro de la Transmisión Oral.

A partir de mediados del siglo XX aparecen en nuestras casas elementos perturbadores que dificultan la natural comunicación familiar y generacional, comenzando por la televisión y siguiendo actualmente por los ordenadores que restan mucho tiempo a la imaginación y a la creatividad.

El éxodo masivo del campo a la ciudad que también se produjo en aquellos mismos años tampoco facilitó que el adulto que aprendió de aquella Transmisión Oral, pudiera transmitir a sus hijos o nietos después de un trabajo que no atendía al ritmo natural del día o de la noche, aquellos conocimientos adquiridos en su infancia y mocedad, sobre todo en las veladas de invierno que constituyeron para aquellos jóvenes su Escuela de Vida.

 
  romanceando con los niños  

El atractivo de esta iniciativa para enseñar Romances a los niños de 2º y 3º Ciclo de Primaria radica precisamente en la sencillez y naturalidad de medios, es decir, dos antiguos Romances ilustrados en viñetas que primero contaré y seguidamente cantaremos al son de una zanfona, ofreciendo al alumno la posibilidad de aprender y de llevarse a casa dos pliegos de cordel ilustrados, además de dos bellas melodías en el oído contrastadas durante siglos para que quienes las escuchaban pudieran quedarse con la copla.

 
 

Además conseguiremos que este género narrativo heredado de boca en boca pueda llegar de nuevo en condiciones similares, aunque sea en una mínima parte, a las nuevas generaciones que han de tomar algún día el relevo de nuestra maltrecha Tradición Oral.

 

 
En Aulas de Cultura